Las dimensiones, nuestra dimensión y opinión personal sobre la eternidad de Dios

¡Buen día a todos!

Primer quiero mencionar que esta es una opinión personal y pues tiene que ver con las dimensiones en el sentido de las propiedades métricas o topológicas de un objeto matemático pero transportado a nuestra realidad. ¿Cómo así? Pues bien, ¿nunca han oído hablar que hay seres de otra dimensión o interdimencionales? Pues éstas personas dan a entender con esto que hay entidades que están fuera de nuestro plano material, que en concreto son los ángeles y demonios; ahora, si ellos están en una dimensión, ¿en qué dimensión estamos nosotros?. Como mencioné al principio, será mi opinión y obviamente no me baso mucho en lo observable, medible o repetible (científico), sino más bien por medio de mi apreciación, investigación y discernimiento. ¿Puedo estar equivocado?, por supuesto… pero bueno, tal vez no… Al final cada quién puede tomar sus conclusiones, pero sí estoy seguro que un día sabremos la verdad, cuando estemos en la presencia de nuestro Padre celestial.

Primero, ¿Qué es dimensión? Es una forma de medida o medición. Por ejemplo, la altura, el ancho, la profundidad, etc. Según la wikipedia, es un número relacionado con las propiedades métricas o topológicas de un objeto matemático. Nosotros, nos enfocaremos en la dimensión física.

A continuación, se mostrarán las 4 dimensiones espaciales que se pueden dibujar sin problema:

La dimensión cero, es un punto el cual representa prácticamente nada… ¿o podría ser la concepción (idea) de algo?; luego le sigue la dimensión 1 en donde ya tenemos una sucesión de puntos según el gráfico visto con anterioridad. Es la dimensión más básica la cual no nos dice mucho de nada… ¿quizás que ya podría empezar a existir algo?.

Luego esta la segunda dimensión, en donde ya tenemos un plano (2D). Pero éste no tiene mucho sentido para nosotros porque no tiene profundidad, por cuanto es como eso… un plano; No podría nunca llegar a ser un objeto o algo en nuestra realidad.

Ahora, con el 3D (tercera dimensión), aquí si que tenemos algo que puede tener una forma con profundidad, el cual sí podríamos entender o percibir aunque todavía no en nuestra realidad (porque nosotros no estamos en la 3° dimensión…), pero sí como concepto; cualquier cosa que veamos (incluyéndonos), tenemos éstas dimensiones que puede llegar a ser muy complejas obviamente.

Hay personas que piensan que estamos en la 3D, pero realmente no es así… nosotros somos regidos por un factor que no podemos controlar, el cual es el tiempo. Por tanto, nosotros vivimos (o estamos) en la cuarta dimensión (4D), dado que nos rige el tiempo.

Llegados hasta éste punto, nuestra concepción de otras dimensiones ya son menos evidentes y hasta algo incomprensible para nuestro entendimiento, así como un «ser» en la 2D no puede entender a un «ser» en el 3D (según la lógica y teoría), nosotros en la 4D no logramos percibir ni entender del todo a la 5D, por cuanto de aquí en adelante todo lo que mencionaré es opinión mía con base a mis conclusiones.

Definitivamente, existe un plano espiritual en donde están los ángeles y demonios además de nuestro espíritu; en ésta dimensión hay una guerra espiritual que, aunque nosotros no lo veamos, esta presente; Nosotros, se podría decir, estamos en medio de estas 2 dimensiones. Opino entonces que los ángeles y demonios están regidos aun por el tiempo como nosotros, dado que no hay evidencia bíblica (o por lo menos que yo sepa) que los ángeles y demonios se puedan mover libremente a través del tiempo. Se supone que se puede dibujar la quinta dimensión de ésta manera:

Aprovechando el tema, también quiero mencionar sobre un término llamado canalización, el cual creo que lo he mencionado en entradas anteriores… ¿Qué es la canalización espiritual?

La canalización es el mismo espiritismo antiguo (Nada hay nuevo debajo del sol, dice Eclesiastés 1:9), o sea, la comunicación con un ser espiritual inteligente (según la nueva era, algunas sociedades secretas, ocultismo, etc.) y que promueve enseñanzas espirituales y discusiones filosóficas. Definitivamente, son demonios disfrazados de ángeles de luz. Ésta canalización se puede dar de múltiples formas, como bajo hipnósis, meditación trascendental (mantras), drogas, rituales de invocación y muchas más cosas que son prohibidas para nosotros los cristianos. La mayoría de quienes sirven como canales aseguran ser el conducto vocal de una entidad espiritual a la que tienen acceso; éste «canalizador» es habitado temporalmente por la entidad, a quien sirve de boca. ¿No les parece como una posesión demoníaca?, y es feo porque es una forma demasiado invasiva para nosotros como seres humanos… ¿no creen?.

Lucas 8:27-30
27 Al llegar él a tierra, vino a su encuentro un hombre de la ciudad, endemoniado desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros. 28 Este, al ver a Jesús, lanzó un gran grito, y postrándose a sus pies exclamó a gran voz: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te ruego que no me atormentes. 29 (Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había apoderado de él; y le ataban con cadenas y grillos, pero rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos.) 30 Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Cómo te llamas? Y él dijo: Legión. Porque muchos demonios habían entrado en él.

2 Corintios 11:14
Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

Juan 8:44
Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

De ésta forma, se supone que puede haber una interacción entre nosotros con éstas entidades malignas, y es por eso que se dicen que tanto los ángeles como los demonios son seres interdimensionales (aunque dudo que los demonios tengan las mismas capacidades que los ángeles; los ángeles son obedientes a Dios). Dicho sea de paso, nosotros no tenemos autorización para invocar ángeles, ni otros espíritus, ni mucho menos a «santos» ya muertos… Nuestra búsqueda y oración debe de ser a Dios por medio de nuestro señor Jesucristo, y ¡nada más!

1 Timoteo 2:5
Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

Un ejemplo de espiritismo en la biblia es el que hizo Saúl, buscando a una medium (adivina) para invocar a espíritus. Esta acción definitivamente no es del agrado de nuestro Padre Celestial.

1 Samuel 28:11-16
11 La mujer entonces dijo: ¿A quién te haré venir? Y él respondió: Hazme venir a Samuel.
12 Y viendo la mujer a Samuel, clamó en alta voz, y habló aquella mujer a Saúl, diciendo:
13 ¿Por qué me has engañado? pues tú eres Saúl. Y el rey le dijo: No temas. ¿Qué has visto? Y la mujer respondió a Saúl: He visto dioses que suben de la tierra.
14 El le dijo: ¿Cuál es su forma? Y ella respondió: Un hombre anciano viene, cubierto de un manto. Saúl entonces entendió que era Samuel, y humillando el rostro a tierra, hizo gran reverencia.
15 Y Samuel dijo a Saúl: ¿Por qué me has inquietado haciéndome venir? Y Saúl respondió: Estoy muy angustiado, pues los filisteos pelean contra mí, y Dios se ha apartado de mí, y no me responde más, ni por medio de profetas ni por sueños; por esto te he llamado, para que me declares lo que tengo que hacer.
16 Entonces Samuel dijo: ¿Y para qué me preguntas a mí, si Jehová se ha apartado de ti y es tu enemigo?

1 Crónicas 10:13-14
13 Así murió Saúl por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina,
14 y no consultó a Jehová; por esta causa lo mató, y traspasó el reino a David hijo de Isaí.

Deuteronomio 18:11-12
11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.
12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.

Ahora, después de la muerte y resurección de nuestro Señor Jesús, los hijos de Dios por la fe en Cristo, al morir, estaremos presentes ante Dios.

2 Corintios 5:8
pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.

Pero ya se trata de otro tema extenso que no me meteré en él por ahora.

Todo esto se trata de un tema bien delicado el cual no conozco demasiado… pero lo que sí sé es que tenemos, como hijos de Dios, al Espíritu Santo de nuestro Señor Jesús, el cual nos guía, consuela, aboga y nos convence de pecado, por cuanto mediante la santidad, la fe y la búsqueda de hacer la voluntad de Dios, podemos conectarnos y acercanos espiritualmente cada vez más a nuestro Creador, y de ésta forma ser un instrumento útil para la edificación o expansión de su reino. Obviamente, para tener al espíritu santo, es necesario nacer de nuevo.

2 Corintios 5:17
De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

1 Juan 4:13
En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.

Juan 16:8-11
8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 9 De pecado, por cuanto no creen en mí; 10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

Definitivamente, también es seguro que hay personas que buscan conectarse con espíritus inmundos o demonios, dado que satanás (y sus secuaces) son inteligentes, malvados y mentirosos, que solo buscan la perdición del ser humano, por cuanto lo seducen y lo engañan con cosas temporales del mundo. No pueden predecir el futuro aunque pudiera parecer que si (dado que por medio de proyecciones, lógica y conocimiento privilegiado, se puede anticipar algunos hechos) y engañan al ser humano dando doctrinas diferentes al evangelio que nos dio nuestro Señor Jesús.

Gálatas 1:8-9
8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Bueno, continuando con el tema de las dimensiones, considerando que los ángeles y demonios están la 5° dimensión, por ende, Dios tendría que estar entre la sexta o séptima dimensión, supongo… dado que no se rige por el tiempo sino que Él es Eterno, Omnipresente y Omnisciente, con la capacidad de ver todo nuestro tiempo (principio y fin) como un todo (6° dimensión), pero además, con la capacidad de crear materia/espacio/tiempo (Es Omnipotente, Eterno), o sea, nuestro universo (7° dimensión); Siendo Todopoderoso, puede hacer lo que quiera.

Isaías 44:6
Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.

Apocalipsis 1:8
Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

no me quería extender tanto, pero bueno… me suele suceder. Les dejo ésta información para su consideración y pues, obviamente puede que esté equivocado en algo, dado que sigo investigando, reflexionando y discerniendo al respecto, pero más adelante, tal vez continuo el tema o modifico ésta entrada.

¡Saludos y Bendiciones!

Comentarios por Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*