Reflexión sobre el diezmo, con base en la Biblia

alfoli¡Hola a todos!

El diezmo es un tema muy polémico en el mundo del cristianismo y, porqué no decirlo, ante todo el mundo como tal, por el simple hecho de tocar el tema del dinero ($-$)… no por gusto las escrituras hablan del $ de ésta forma:

1 Timoteo 6:10
porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

Dependiendo de la óptica, podemos interpretar lo mencionado anteriormente desde el punto de vista del feligrés o del punto de vista de los pastores/líderes de las iglesias. Seamos claros en los siguientes puntos… Dios es dueño de todo (la creación entera, nosotros, animales, plantas… el universo entero, etc.), por lo cual le debemos Todo a Él; pero también, Dios realmente no necesita de nuestro dinero para hacer su voluntad, dado que las cosas que quiere que se hagan se hacen y ya, porque ¡Es Soberano!.

Salmos 24:1
De Jehová es la tierra y su plenitud;
El mundo, y los que en él habitan.

Entendamos también algo… la biblia esta dividida en 2 partes: el Antiguo Testamento (antiguo pacto) y el Nuevo Testamento (nuevo pacto). Todo el capitulo 8 de Hebreos es interesantísimo, pero para no hacer tan largo la entrada coloco lo puntual…

Hebreos 8:13
Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.

A continuación, algunos otros versículos que hablan al respecto: Hebreos 7:18, Hebreos 8:7, Galatas 3:10-13, entre otros.

El diezmo formaba parte del antiguo pacto (así como el guardar el día de reposo, el no comer algunos alimentos específicos, celebrar las fiestas judías, hacer sacrificios, etc.), pero con esto no significa que estoy en pro de que se puede hacer lo que se quiera (norma de conducta luciferina por cierto…). Estoy totalmente convencido que las leyes del antiguo pacto son Perfectas; pero tan perfectas que son que el hombre no las puede cumplir… somos imperfectos y pecadores… ¿Cómo podríamos cumplirlas?, y es por éso que Cristo (nuestro Dios) vino al mundo a morir por nuestros pecados y así, darnos la salvación que estaba muy lejos de nosotros  🙂

Hay muchas razones más por lo cual no aplica el diezmo para nuestra actualidad… no hay un templo (el de Jerusalén) para llevarlo, en el nuevo testamento no hay registro que fuera una práctica común entre los primeros cristianos (iglesia primitiva), si hablamos de cumplir la ley pues se tendría que cumplir Toda y no solo algunas partes de ella (Santiago 2:10)… en fin, Gracias a nuestro Dios, tenemos acceso al trono de la gracias (Hebreos 4:16) y ya no estamos bajo la ley sino bajo la gracia (Romanos 6:15-23).

En síntesis, no aplica para nuestro tiempo el diezmo como tal PERO eso no nos da licencia también de hacernos del ojo pacho con respecto al tema del dinero… recordemos que la Ofrenda sigue vigente y no hay un límite del 10% para dar (puede ser aún más) siempre y cuando se haga no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre (2 Corintios 9:7). Veamos:

Hechos 20:35
En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Mateo 7:12
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

Lucas:27-28
27 Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. 28 Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás.

2 Corintios 9:6-8
6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. 7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

Y la ofrenda como tal sí que se mira aplicada en la iglesia primitiva… prácticamente fue uno de los tantos ministerios que tuvo el apóstol Pablo. En nuestras iglesias de hoy en día, el exigir el diezmo como tal, creo que no esta bien… es parecido al hecho de celebrar las fiestas que fueron “Cristianizadas” pero que, originalmente, eran paganas… pero bueno, eso será otra entrada en el futuro xD

Mencionar también que, además de ayudar al pobre, huérfano, la viuda y en general… al prójimo, la ofrenda es necesaria en la iglesia local (donde asistes o debes de asistir) dado que ésto permite que continúe la edificación y expansión del reino de Dios; recordemos que existe una Gran comisión:

Mateo 28:19-20
19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Bueno, realmente no me quería extender mucho pero, como siempre, me paso jajajjj así que… sin más, les dejo los vídeos que hablan sobre ésta temática.

 

 

¡Saludos y Bendiciones!

Comentarios por Facebook

comentarios

2 respuestas a “Reflexión sobre el diezmo, con base en la Biblia”

  1. Dios le enseñó al pueblo Judío a ser un pueblo generoso y dadivoso. Dios les enseño a dar tres diezmos.
    1. El diezmo de los levitas el cual no se podía tocar puesto que le pertenecía en su totalidad a Dios (Números 18:21)
    2. El diezmo de las fiestas el cual servia para suplir los gastos de peregrinaje de las fiestas en Jerusalem (Deuteronomio 14:22-26). este diezmo se podía comer en familia.
    3. El diezmo de los pobres las viudas y los huerfanos que se daba cada tres años (Deuteronomio 14:27-29).
    Al sumar estos tres diezmos nos damos cuenta que en realidad el pueblo judío no daba el 10% como siempre habíamos creído, sino el 23.3%. Ademas debían dar ofrendas, primicias, primogénitos, etc. ¿Cuál es la enseñanza? Dios quiere que su pueblo aprenda el principio del dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*