Sobre el cielo nuevo y la tierra nueva – Apocalipsis 21

Así no es el cielo

¡Hola a todos! Desde pequeños tenemos un concepto un poco equivocado del cielo, y hablando específicamente, a donde iremos los que por la fe en Cristo Jesús seremos salvos y destinados al siglo venidero, o sea, la vida eterna.

Al hablar del cielo, ése lugar en donde los verdaderos cristianos (adoradores en espíritu y en verdad) estaremos por la gracia de Dios, se piensa en las nubes, en arpas, en una puerta donde esta “san Pedro”, y en fin… esas cosas se piensan; mucho tiene que ver por las caricaturas, series de TV y el boca en boca que le dan fuerza a éste concepto de “cielo”; pero también en el evangelio de Mateo se hace mención al Reino de los Cielos y en los demás evangelios no, pero realmente es un sinónimo del Reino de Dios.

Mateo 3:1-2
3 En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,
2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Mateo 4:17
Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Por ende, el Reino de los cielos es el mismo Reino de Dios, el siglo venidero, el reinado de Jesús en la tierra. Un mayor acercamiento sobre éste “cielo” donde habitaremos se encuentra en Apocalipsis 21 y 22. Vean qué interesante:

Apocalipsis 21:1-5
1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.
2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.
4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

Entonces, quiere decir que realmente estaremos en una “tierra nueva” morando con nuestro Señor Jesús; Él como nuestro Dios y Rey, y nosotros como sus hijos 🙂   . A continuación, algunos versículos de éste Reino de Dios profetizado en el antiguo testamento:

Daniel 2:44
Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,

Daniel 7:27
y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

Isaías 2:2-3
2 Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones.
3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.

Miqueas 4:1-2
1 Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová será establecido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él los pueblos.
2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.

Ahora, veamos específicamente el versículo 1 de éste capítulo 21 de Apocalipsis; ahí dice “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva“, lo cual podría dar a entender que todo éste universo desaparecerá y Dios hará nuevo todo, pero hay que ver el texto original para tener un mejor entendimiento de éste pasaje; Para esto, nos auxiliaremos de un recurso online muy bueno que, por cierto, ¡¡se los recomiendo!!

Se trata de una herramienta web fácil y simple para leer, comparar y analizar la biblia en profundidad en su lengua original (Hebreo y Griego).

Veamos entonces el pasaje con su respectiva traducción:

Apocalipsis 21:1

Específicamente, veamos la palabra traducida en Reina Valera como “Nuevo” en éste versículo:

kainós
kainós — Más bien, nuevo en cualidad

Veamos la referencia a la palabra “Nuevo” en “edad”, el cual es néos.

néos — Más bien, nuevo en edad

La palabra que se usa en el original es kainós y no néos, lo cual da a entender que será renovado, refrescado o transformado, tanto la tierra como el cielo. Veamos otro respaldo para lo mencionado:

Wiki pedia - Kainós y Néos

En la wikipedia, sobre la Nueva Jerusalén, se menciona la diferencia entre kainós (renovado) y néos (nuevamente creado). Sé que para muchos Wikipedia no es una fuente de fiar, pero bueno… pueden seguir buscando en Internet al respecto si gustan, y así convencerse.

Éste cielo y tierra será renovado con fuego. Vean estos pasajes:

Salmos 102:26
Ellos perecerán, mas tú permanecerás;
Y todos ellos como una vestidura se envejecerán;
Como un vestido los mudarás, y serán mudados;

2 Pedro 3:7
pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

El punto es que la tierra nueva será la morada eterna de los creyentes; obviamente, será un tierra perfecta, parecido al jardín del Eden supongo, en donde todo estará bien (buen clima, oxigeno limpio, tierra fértil, etc.); posiblemente, no sudaremos por el trabajo que realicemos… lo menciono por lo que se dice con respecto a la caída de Adan y Eva:

Génesis 3:19
Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Será entonces ésta nueva tierra un lugar físico, donde viviremos con nuestros cuerpos glorificados (físicos también). Referente al cuerpo físico, les recomiendo leer 1 Corintios 15:35-58 en donde veo que esta más explicado el tema; no lo pongo aquí porque es un poco extenso, pero también les propongo otros versículos más cortos que dan a entender lo mismo:

Romanos 8:17
Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Filipenses 3:21
el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

Colosenses 3:4
Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Juan 11:25
Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

Juan 5:28-29
28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;
29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Decir entonces que estaremos en las nubes y que seremos como fantasmitas es antibíblico, definitivamente; por eso, en el versículo 4 de Apocalipsis 21 se hace mención que ya no habrá muerte, ni llanto, ni clamor, ni dolor; ésta tierra será renovada a tal grado que todo estará en perfecto balance.

Eso es todo; cualquier aporte se los agradeceré en los comentarios, así para enriquecer/mejorar ésta entrada. ¡Saludos y bendiciones!

Comentarios por Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*